Podría decirte que la carta de un restaurante es la carta (valga la redundancia y que bien traído estaría) de presentación del mismo, pero no, para eso tenemos las instalaciones, el servicio del personal… pero la carta es FUNDAMENTAL a la hora de que el comensal se decida por un restaurante u otro.

 

Por ello, hemos decidido desde ENLAZARTE COMUNICACIÓN, traerte algunos consejos para mejorar tu carta:

  • Fundamental, vital, de obligado cumplimiento y todo lo que diga, es poco: ojo a la ortografía. Salvo que busques que tu local aparezca en el top ten de los más virales en Instagram, evita cometer faltas de ortografía o escribir mal los nombres de los platos. Hay una cosa que se llama “corrector ortográfico” y “San Google” que te serán muy útiles ante posibles dudas. Eso, si… un último vistazo antes de imprimir, porque el corrector a veces, tiene vida y voluntad propia y te puede gastar alguna divertida…

  • Hablemos de limpieza… y no solo nos referimos a que hay que evitar por todos los medios esas cartas churri-pegajosas que da asquito coger porque empiezas a pensar, qué pueden llevar pegado y desde cuándo, y te entran los siete males. Nos referimos a la limpieza en la presentación. Vale que te guste abusar de emoticonos, gifs, trompetas y fanfarrias en tus mensajes y redes sociales, pero una carta tiene que tener los conceptos claros y sencillos, sin nada que distraiga al comensal de lo que de verdad importa: la comida.
  • Destaca tus platos estrella de algún modo especial, que atraiga la atención de tus comensales.

  • Al contrario que otras cosas en la vida, aquí es mejor quedarse corto que pasarse de largo: Las cartas más largas que la enciclopedia británica, ya no se llevan y es mejor optar por una propuesta gastronómica más escueta y bien ejecutada.
  • Recuerda identificar los alérgenos. Tú eliges el sistema, pero recuerda que debe ser sencillo y fácilmente identificable. Tienes que tener en cuenta, que esto puede librarte de algún que otro problema…

  • Es perfecto si cuentas con un equipo de camareros de verso florido y bolígrafo intrépido, que cuenten con una memoria prodigiosa y lo mismo te recitan la lista de los reyes godos que el menú del día, pero nunca olvides ofrecerla en formato papel ya que a la mayoría de los comensales les resulta más cómodo a la hora de no olvidar ninguno de los platos recitados.

BONUS TRACK: No te olvides de las “Sugerencias”, esos platos fuera de carta que un buen camarero sabe vender y te facilitan la rotación de las cámaras.

Y no lo olvides, ante las dudas, lo mejor es contar con un equipo profesional que se asesore y ayude en la elaboración de tus cartas. Desde ENLAZARTE COMUNICACIÓN, podemos asesorarte a la hora de elaborar tus cartas, podemos ayudarte en el diseño y echarte una mano a la hora de realizar una impresión de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *